Quisiera contaros como la captación, es la parte más importante de toda operación inmobiliaria.
A veces resulta muy complicado encontrar un inmueble determinado, pues aunque hay muchísimos inmuebles disponibles, tanto en venta como en alquiler, otra cosa muy distinta, es que se ajusten a la idea del futuro usuario.
Siempre hay que afrontar algún tipo de reforma, bien sea menor como pintura, suelos, actualización de espacios …… todo va en función del destino del inmueble.
Cuando el inmueble se va a destinar al alquiler, las reformas suelen ser más divertidas y la inversión menor, aunque he visto verdaderas transformaciones de vanguardia, con pocos recursos económicos y con muchas y buenas ideas.
Pasear las calles de Madrid es algo muy necesario, que a veces olvidan los agentes inmobiliarios, nosotros lo practicamos regularmente y muchas de nuestras operaciones firmadas, nacen en este recorrido por la ciudad.
Mirar con los ojos de nuestros clientes, ellos son personas muy ocupadas y nosotros debemos de ser sus ojos para ahorrarles la pérdida de tiempo que sería ir a visitar inmuebles que poco se acercan a sus peticiones, al final vendemos servicios, hacemos fácil lo difícil.
Centrándonos en una empresa determinada, realizamos nuestro trabajo con perspectiva y seguro que encontramos producto interesante para el cliente determinado y también para otros clientes.
Siempre con los ojos abiertos y pensando en nuestros clientes, tanto propietarios como demandantes, el camino se hace más fácil y dinámico.